Controla la alimentación selectiva y evita la desnutrición infantil

  • 11 septiembre, 2017

Entre los 2 y los 3 años de edad es muy común que tu hijo rechace la mayoría de alimentos y solo permita que le des unos pocos. Para los pediatras, esta situación requiere de especial atención porque con estos hábitos selectivos de alimentación tu hijo puede padecer de desnutrición infantil y eso repercutirá en su salud y desarrollo, como lo evidencia la revista online Acta Pediátrica.

Conoce aquí que estímulos permiten el desarrollo temprano del cerebro de tu bebé >>

La alimentación selectiva es muy común en los primeros años de la alimentación complementaria y puede volverse un dolor de cabeza para ti que quieres ver a tu bebé con buena salud y evitar la desnutrición infantil.

Blog Ser Padres - Hábitos selectivos de alimentación de tu hijo

¿Qué hacer para que tu hijo coma de todo?

La Asociación Española de Pediatría (AEP) tiene ciertas recomendaciones para que mamás como tú, que están pasando por la etapa en la que sus hijos le dicen no a la comida, puedan enfrentarla de la mejor manera:

  1. No lo obligues y hagas de la hora de la comida un momento estresante para tu hijo. Debes ser paciente, tranquilizarte y ofrecerle de nuevo la comida.
  2. Es normal que a alrededor de los 2 años tu hijo experimente menos apetito debido a una desaceleración de su ritmo de crecimiento, debes tenerlo presente para no ofrecerle porciones muy grandes.
  3. Debes respetar los alimentos que les gustan y los que no, así como a ti también te gustan ciertos alimentos más que otros. Desde luego, tú eres la que escoge el menú, no tu hijo.
  4. Que no seas siempres tú la que le de la comida, deja que tu bebé tome la cuchara y se la lleve a la boca.
  5. Prepara los alimentos de forma atractiva con colores y formas que llamen la atención de tu hijo.Blog Ser Padres - Hábitos selectivos de alimentación de tu hijo - ¿Qué hacer para que tu hijo coma de todo?
  6. Ofrécele porciones pequeñas en un plato plato grande, si quiere repetir dale más comida.
  7. Si tu hijo definitivamente no quiere comer, retira el plato de la mesa y no le ofrezcas ningún alimento hasta la siguiente comida; mucho menos golosinas, se vería como si lo estuvieras premiando por no comerse su comida.
  8. No alargues demasiado el momento de comer; si en 30 minutos no ha terminado su comida, da por finalizado el desayuno, el almuerzo o la cena.
  9. Presta atención cuando la inapetencia se debe a que tu hijo no se sienta bien y manifieste malestar, puede tratarse de inapetencia por enfermedad; en ese caso consulta con el pediatra.
  10. Así como quieres que se comporte tu hijo a la hora de comer, así mismo deben comportarse tú y papá para darle ejemplo a él.

Conoce que estímulos permiten el desarrollo temprano del cerebro.

Left Menu Icon