Verdades y mentiras de la leche de vaca en la alimentación infantil

  • 4 septiembre, 2017
Baby Evolution La Leche 2

De la leche, generalmente de vaca, y sus derivados, me imagino que has escuchado miles de mitos, como que no se deben consumir luego de la lactancia materna, que contribuyen a la obesidad, que son responsables de gran parte de las alergias alimentarias, que producen mucosidades… en fin, pero hoy te vamos hablar con la verdad y vamos a desmitificar un poco el tema sobre de la leche de vaca en la alimentación infantil.


Beneficios de la leche y sus derivados

Según la Organización de las Naciones Unidas para Alimentación y la Agricultura (FAO) la leche de vaca “contribuye de manera importante a satisfacer las necesidades del cuerpo humano de calcio, magnesio, selenio, riboflavina (vitamina B2), vitamina B12 y ácido pantoténico (vitamina B5)”. Siempre y cuando esta esté pasteurizada que es el proceso mediante el cual se elimina de la leche los microorganismos patógenos que pueden causar enfermedades gastrointestinales.

Conoce aquí que estímulos permiten el desarrollo temprano del cerebro >>

También, como parte de una dieta equilibrada en la alimentación infantil, la leche y los productos lácteos pueden ser una fuente importante de energía alimentaria, proteínas, grasas y ricos en micronutrientes esenciales para evitar la desnutrición en tu bebé.

¿Cuándo debes darle leche de vaca y sus derivados a tu bebé?

La leche de vaca y sus derivados se los debes dar a tu bebé hasta que cumpla los 12 meses de edad y siguiendo las indicaciones del pediatra.

¿Por qué no se debe dar antes? La razón es que esta leche no contiene suficiente hierro ni ácido fólico (una de las vitaminas B clave para el desarrollo del ADN) para cumplir con los requisitos necesarios, por eso no se recomiendan en menores de 12 meses.

Como lo enfatizamos mucho en Baby Evolution y siguiendo las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), debes darle a tu bebé leche materna exclusivamente durante sus primeros 6 meses de vida y luego comenzar con la alimentación complementaria.

No solo la de vaca

Verdades y mentiras de la leche de vaca en la alimentación infantil - No solo de vaca

Según un artículo de la FAO sobre el papel de la leche y los productos lácteos en la nutrición humana abre la variedad de fuentes animales aptas para el consumo humano de donde se puede contemplar sacar leche y sus derivados.

Aunque la composición de nutrientes de la leche de animales diferentes de las vacas, búfalos, cabras u ovejas, se ha investigado poco. Te sorprenderá saber que algunos animales como el burro, reno, yak, camello bactriano, alce, buey almizclero, llama, alpaca y gayal, tienen potencial  para contribuir con la nutrición, según lo afirma este organismo, ¿increíble, no te parece?


La leche es un alimento que debes incluir en la dieta complementaria de tu bebé,  recuerda que cualquier cambio en la alimentación de tus hijos debe estar guiada por tu médico de cabecera, especialmente, si aún desconoces si algunos alimentos le caen bien o no.

Conoce que estímulos permiten el desarrollo temprano del cerebro.

Left Menu Icon