¿Son buenos los horarios para las comidas de los niños?

  • 29 septiembre, 2017
¿Son buenos los horarios para las comidas de los niños?

Todas las mamás hemos tenido esta inquietud cuando nuestros pequeños hijos empiezan en la etapa de la alimentación complementaria y aunque nos encontramos versiones y metodologías bastante diferentes, estos procesos deben estar guiados por las mismas necesidades del niño y de la familia.

hora de la comida ninos hijos bebes alimentacion

 

Por ejemplo, hace un tiempo se viene hablando de una modalidad de alimentación llamada “Baby-led weaning” o “BLW” (a la que dedicaremos otro artículo) y que trata sobre la forma en la que los mismos bebés se van guiando e introduciendo en el nuevo mundo de la alimentación complementaria. Mejor dicho, en donde los niños van demandado de acuerdo a sus necesidades y bajo un esquema de “neuronas espejo” que son las encargadas del aprendizaje por el ejemplo.

 

Hasta aquí seguimos muy confundidas, ¿deberían tener los niños un horario para la comida o no?

 

Una buena amiga de Baby Evolution, Mireya Peña Sánchez, nutricionista dietista de la Universidad de Antioquia, especialista en formación en alimentación y nutrición y que ha trabajado por 10 años con nutrición infantil, nos remite a los fundamentos de la Organización Mundial de la Salud y nos recuerda que “como los niños vienen de lactancia a libre demanda, es mejor dejar que la alimentación complementaria también sea de la misma forma y hasta que se haga el destete -la recomendación es que sea, más o menos al año y 5 meses-”.

 

Entonces, ¿qué pasa después del destete definitivo con los horarios para las comidas?

Andrea Jaramillo, Licenciada en Educación Preescolar, especialista en familia y gestora del proyecto Papás en Apuros; además de ser mamá, trabaja con hábitos y rutinas para los niños y nos dice que: “hay un momento para todo, por lo tanto, después del primer año, la idea es ayudar al niño en sus procesos de socialización e inmersión en la norma, creando patrones y hábitos que le ayudan a tener buenos procesos de aprendizaje”.

Entonces, para que tuvieras un panorama más completo te hicimos una comparación entre las dos opciones para seas tú la que veas lo que puede pasar en cada caso y hagas lo que te parezca más adecuado en la alimentación de tu hijo de acuerdo a sus necesidades y etapa.

 

Sin horario

Con horario

  • Tu hijo tenderá a “picar”, a comer a deshoras y tú no sabrás cuándo queda satisfecho.
  • El estómago solamente siente necesidad de trabajar a las horas establecidas, significando un ahorro de energía.
  • No toman el momento de comer como una actividad básica sino como una actividad poco relevante, que se pueden saltar (link a artículo cuándo comienza la desobediencia).
  • Aprenden a ser más metódicos en todas las tareas que realizan.
  • Sin una rutina diaria en la alimentación será más difícil establecer límites y puede ser más complicado controlar los horarios más adelante.
  • Organiza todos los procesos biológicos en todo lo relacionado con el sistema gastrointestinal y nutricional.
  • Nunca saben qué esperar.
  • Les da una sensación de seguridad y orden.
  • Es más probable que tu hijo se salte las comidas y que prefiera comer alimentos que no son tan nutritivos.
  • El metabolismo se mantiene en perfecto estado y activo, lo que previene la obesidad infantil.

 

Recuerda que nuestro blog trata de ayudarte a encontrar respuestas sobre la alimentación de tus hijos, pero que la última palabra en cualquier tema la tiene tu pediatra. Si tienes dudas, consulta con el especialista, porque este es quien conoce mejor el proceso de tus hijos.

Encuentra aquí más información sobre nuestras nutritivas compotas orgánicas Baby EvolutionConoce que estímulos permiten el desarrollo temprano del cerebro.

Left Menu Icon