Cómo darle agua a tu bebé en la alimentación complementaria (6 meses)

  • 21 mayo, 2017
Cómo darle agua a tu bebé en la alimentación complementaria (6 meses)

«El agua, líquido vital sin el que sería imposible vivir». ¿Estás de acuerdo?

Todos estamos de acuerdo en que el agua es totalmente saludable para el organismo, sin embargo, cuando se trata de tu bebé surgen muchas dudas, por ejemplo: ¿cuándo debe dársele?, ¿antes o después de la alimentación complementaria que inicia a los 6 meses?, o mejor aún, ¿existe un momento preciso para darle agua a mi bebé? Incluso, una de las que más buscan las mamás en internet: ¿cómo incluir el agua en la dieta del bebé?

¿Cuál de todas estas te has hecho tú?


 Empecemos por lo más importante: Cuándo NO dar agua a tu bebé

Si tu bebé se encuentra en la etapa de lactancia exclusiva, que va hasta los 6 meses de edad, NO debes ofrecerle agua así vivan en un clima muy cálido. La leche materna le brindará toda la hidratación que necesita y evitará el riesgo de diarrea o de que presente desnutrición porque es rica en nutrientes, como lo afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS).

6 razones por las cuales hay que decirle sí a la lactancia materna 6 razones por las cuales hay que decirle sí a la lactancia materna

Conoce aquí que estímulos permiten el desarrollo temprano del cerebro >>

Cuándo SÍ dar agua a tu bebé

Cuando comienza la etapa de la alimentación complementaria  partir de los 6 meses, puedes comenzar a darle a tu bebé agua. ¿Cómo darle agua a tu bebé?, muy sencillo, sigue estas recomendaciones avaladas por los Asociación Española de Pediatría (AEP):

  • Puedes darle 1 o 2 onzas de agua entre las tomas de leche materna, o más si ves que te lo pide. Recuerda que se aconseja amamantar hasta los 2 años de edad, continuando con la alimentación complementaria.
  • No le agregues azúcar, miel o cualquier sustancia para saborizar el agua y evita los jugos artificiales por lo menos hasta que tu bebé cumpla el año de edad.
  • Si tu bebé se enferma o se siente indispuesto debes aumentar las tomas de leche materna y líquidos, en esta caso el agua. Ofrécele un biberón o vaso entrenador con agua con más frecuencia entre toma y toma de leche materna.
  • El agua también se la puedes ofrecer al emplearla en la preparación de sus comidas como papillas, purés, sopas, caldos, coladas o compotas.

Muy importante: verifica la calidad de agua que le vas a dar a tu bebé, esta debe ser 100 % potable y para evitar infecciones es preferible que durante sus primeros años de vida y a donde vayas con tu bebé le des agua embotellada para garantizar su salubridad.
Conoce que estímulos permiten el desarrollo temprano del cerebro.